/
Contacto  |  Noticias  |  Nota legal

ACABADO MECÁNICO:

(si te interesan nuestros productos aquí puedes verlos: toallas hostelería, albornoces, etc...)

 

Las técnicas de acabado mecánico brindan cambios en las características físicas  de los tejidos (por ejemplo, textura, densidad, dureza, ancho, etc.).

Chamuscado: las chamuscadotas o gaseadoras mas comunes, son las de quemadores de gas. También hay algunas con resistencias eléctricas, donde el tejido pasa en contacto con la llama, a velocidades de 80 a 300 metros/minuto, dependiendo del tipo de tejido. El tejido suele humedecerse previamente ya que lo único que se pretende es quemar la pequeña  pelusa o fibras muertas.

Sanforizado: El sanforizado proporciona a lo tejidos un encogimiento controlado, una vez acabada la tela, para que quede lo más estable posible y no tenga  encogimientos “altos” posteriores al lavado. Este proceso se suele realizar en tren de lavado.

Calandrado: Consiste en hacer pasar el tejido entre dos cilindros, dichos cilindros presionan “pisan y alisan” y con la temperatura alta, conseguimos un mejor tacto, alisado y brillo sobre la superficie.

Batanado: Suele realizarse sobre los tejidos de lana,  esta operación tiene por objeto enfieltrar los hilos del tejido, dándole más cuerpo y un tacto más esponjoso.

Acolchado: Cose entre dos telas, cara y envés, una napa de un espesor determinado, consiguiendo un tejido con propiedades de aislamiento térmico, utilizado para recubrimiento de paredes, edredones o colchas.

Perchado o esmerilado: Mediante las perchas o máquinas rotativas y por medio de una guarnición metálica, se extraen fibras de trama a la superficie, produciendo una capa de pelo que cubre toda la superficie del tejido. Utilizado para la fabricación de mantas, franela, gabán etc…

Tundido: Es un proceso de eliminación o corte de bastas, tanto de trama como de urdimbre, estas se  pueden eliminar de forma manual o mecánica, con unas cuchillas que abarcan todo el ancho del tejido. También es utilizado para  igualar la altura del pelo perchado en mantas y otros.

Decatizado: Es un tipo de vaporizado desde dentro hacia fuera, para dar cierta esponjosidad a los hilos y por lo tanto más cuerpo al tejido,  termofijándolo al mismo tiempo.         

Cepillado: En los tejidos para confección y pañería, esta operación es la encargada de eliminar los fragmentos de hilo o cualquier otro tipo de contaminación superficial que haya quedado en el tejio.

Prensado: Sirve para planchar el tejido.

Gofrado: Calandrado especial que tiene por objeto marcar un dibujo por contraste de brillo-mate en la superficie del tejido.

Chinz: Proporciona al tejido un intenso brillo al pasar entre dos cilindros que giran a diferentes velocidades.

Vaporizado: Tratamiento con dos objetivos, por un lado humedecer el tejido, por otro conferir un tacto más esponjoso y suave.